El renting: la nueva movilidad

En esta nueva normalidad, el renting se presenta como la forma más atractiva para la movilidad. Debido al miedo al contagio, se evitan los espacios saturados de gente, como son los transportes públicos, en beneficio del uso de vehículos privados.

Además, el decrecimiento del poder adquisitivo, elimina la posibilidad de comprar un coche, por lo que el alquiler o renting aparece como la mejor solución.

A pesar de contar con una gran aceptación previamente al COVID, ahora parece que esta modalidad de conducción va a abrirse mayor hueco en el mercado. Útil tanto para desplazamientos personales como laborales, permite a usuarios particulares y a empresas, pymes y autónomos disponer de un vehículo nuevo o de flota de manera fácil y sencilla.

Sin papeleos, con una cuota mensual asequible y ningún tipo de entrada o desembolso inicial. La amplia gama de vehículos ofertados hace que el usuario pueda escoger un coche que se adapte a todo lo que necesite, y poder cambiar este vehículo en un pazo corto de tiempo. También existe la posibilidad de comprar el coche al terminar el renting.

Esta flexibilidad de contratación y renovación de renting resulta imprescindible en tiempos de incertidumbre, lo que permite a los consumidores poder estar más tranquilos.

No debemos olvidar también, que al ser coches nuevos o seminuevos, la fecha de fabricación de éstos, es reciente, por lo que la contaminación al medio ambiente es mucho más reducida.

Por todos estos motivos, el papel del renting no sólo se ha consolidado, sino que también se ha acelerado.

    ¡INFÓRMATE!

    Horario de atención al cliente: L-V 10:00-20:00 h.



    He leído y aceptado la Política de privacidad