renting

¿QUÉ ES EL RENTING?

En términos generales, el renting es la prestación temporal de cualquier bien mueble. En nuestro caso se aplica a vehículos.

 

En el sector automovilístico, el renting de coches se refiere al contrato a largo plazo por el que una compañía del sector pone a disposición del arrendatario (un cliente particular, autónomo o empresa) un coche de alquiler a cambio de que éste pague una cuota fija por utilizarlo. Esta cuota fija incluye las revisiones, ITV, seguro… y todo los gatos que suponen tener un coche.

 

Cuando el período de renting termina, el arrendatario tiene diferentes opciones: puede cambiar el coche por otro modelo, comprar el coche que tenía arrendado por el precio que tenga en ese momento en el mercado o dar de baja el servicio.

¿En qué se diferencia del leasing?

En el leasing, una entidad financiera adquiere el coche que desea el cliente y, posteriormente, se lo alquila a cambio de unas cuotas mensuales fijas o variables durante la vida útil del vehículo, sin incluir los gastos que origine el coche -el seguro, el pago de impuestos municipales, el de las revisiones mecánicas y la reparación de averías-. Todo estos gastos corren por cuenta del usuario. Sin embargo, en el renting, la compañía o financiera alquila al usuario el coche por una cuota fija durante un periodo de tiempo establecido, incluyendo todos los gastos que origine el coche, a excepción del combustible. Además, mientras que el leasing abarca toda la vida útil del coche, en el renting el periodo de alquiler es variable en función de lo que desee el cliente (en nuestro caso 36 meses), y una vez finalizado este contrato es posible cambiar el vehículo firmando un nuevo acuerdo de cesión.

Ventajas del renting

  • No tendrás que preocuparte del seguro (que en nuestro caso es un todo riesgo con franquicia de 150€ para daños propios). La cuota que abones ya incluirá toda el importe de la póliza, que estará gestionado en todo momento por la financiera o la compañía de renting.

 

  • La financiera o la compañía de renting se hará cargo de los importes de cualquier reparación por avería. En caso de que el coche se tenga que inmovilizar por un período de tiempo prolongado, podrás disponer de un vehículo de sustitución.

 

  • Tendrás acceso a servicios exclusivos ofrecidos por tu compañía de renting, como menores tiempos de espera en talleres concertados, cita previa, tarjetas de combustible a precios especiales o asistencia en carretera 24 horas al día.

 

  • Una vez que finalice el plazo concertado de contrato con tu compañía podrás decidir entre cambiar el vehículo firmando un nuevo contrato, quedártelo en función de su valor en ese momento o devolver el coche.Al poder optar a una renovación del coche cada cierto tiempo, siempre disfrutarás de vehículos modernos, con lo último en seguridad y tecnología.

 

  • La empresa arrendadora se hará cargo del importe de las revisiones mecánicas del coche, del coste de la reparación de posibles averías, así como de los cambios de neumáticos de forma ilimitada.